Cirugía de Piernas

La cirugía de los muslos es la técnica quirúrgica que tiene como objeto eliminar la flaccidez, el exceso de piel o tejido graso del contorno de los muslos y recuperar la firmeza y el tono muscular.

Candidato

Hombres y mujeres con un exceso de grasa o piel localizada en el contorno de los muslos a causa de cambios hormonales, el envejecimiento, variaciones bruscas de peso o bien por un comportamiento sedentario.

Preoperatorio

En la primera visita, el cirujano realiza un examen físico y una entrevista personalizada, para conocer las expectativas del paciente.

Analiza localmente el estado de la piel de la cara interna del muslo (exceso, tejido graso y elasticidad) y juntamente con una historia clínica completa, aconseja el tipo de intervención más adecuada.

Técnica Quirúrgica

La cirugía se realiza en un quirófano, generalmente con anestesia general. Una intervención de cirugía de muslos suele durar aproximadamente entre 2 y 3 horas.

En primer lugar se dibujan unos trazos en la cara superior e interna del muslo y en la región inguinal, para definir la cantidad de piel y tejido graso a resecar. Se procede a la incisión en el pliegue inguinal y en el pliegue de unión entre el muslo y el periné, para despegar la piel y el tejido graso. Tras la resecación, se cierra la incisión y se coloca un vendaje para facilitar la cicatrización.

Postoperatorio

Las primeras 24h, el paciente permanecerá ingresado en la clínica en reposo absoluto con drenaje y vendaje. El segundo día, tras el control y la primera curación de la herida quirúrgica se permitirá al paciente movilizarse por la habitación y el tercer día ya se la dará el alta, con la medicación y recomendaciones del especialista.

La segunda semana se llevará a cabo el control en la consulta y en función de la evolución de la cicatrización se recomendará mantener algún vendaje local y el uso de hidratantes. La incorporación a la vida laboral es entre 15 días y un mes, en función de la actividad que se requiera para la misma.

Contáctenos