Asesorarse bien, decidir y analizar los pros y los contras, de la intervención quirúrgica.

Es importante diferenciar (según Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre) entre:

  • Cirugía Plástica y Estética: unidad asistencial en la que un médico especialista en cirugía plástica, estética y reparadora es responsable de realizar la corrección quirúrgica de procesos congénitos, adquiridos, tumorales o involutivos que requieren reparación o reposición de estructuras superficiales que afectan a la forma y función corporal.
  • Cirugía Estética: unidad asistencial en la que un médico especialista en cirugía plástica, estética y reparadora u otro especialista quirúrgico en el ámbito de su respectiva especialidad es responsable de realizar tratamientos quirúrgicos, con finalidad de mejora estética corporal, facial o capilar.
  • Medicina Estética: unidad asistencial en la que un médico es responsable de realizar tratamientos no quirúrgicos , con finalidad de mejora estética, corporal o facial.

 

  • Factores clave para tomar la decisión de someterse a una intervención de cirugía plástica, estética y reparadora

    La decisión es absolutamente personal. Nunca deber ser tomada ni por los familiares, ni por amigos por bienintencionados que sean. No dejarse influir por terceros. Por ello, tú decides!.

  • ¿Cómo elegir al cirujano plástico más adecuado?

    La especialidad de cirugía plástica, reparadora y estética está reconocida por la Unión Europea. Es fácil consultar la lista de cirujanos plásticos de una ciudad o de un país por medio de los colegios médicos o de la propia Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. A partir de esta lista, con la información de su propio médico de cabecera y de algunos conocidos que hayan sido intervenidos, encontrará la mejor opción. Si lo deseas puedes consultar nuestro equipo médico en donde podrás encontrar al Dr Antonio Tapia cirujano plastico y estético de referencia mundíal. Introductor lifting muscular SMAS en España. Decidir un médico confianza en clave!

  • Contrastar la información

    Informarse sobre la intervención quirúrgica a la que va a someterse (ventajas, riesgos), tipo de anestesia, quién es el anestesista, postoperatorio, centro donde se va llevar a cabo la operación, etc. Si la explicación del especialista no resulta satisfactoria el paciente debe decidir visitar otros, hasta encontrar el profesional que satisfaga sus necesidades.

  • Ser conscientes del resultado que podemos obtener

    Es necesario un buen entendimiento entre médico-paciente. A partir de la identificación del problema estético, el cirujano le informará de las posibles soluciones y de las garantías de éxito de acuerdo con la importancia del problema en concreto. El paciente tiene que decidir únicamente cuando esté seguro.