Peeling

Un peeling es un tratamiento que consiste en una exfoliación cutánea acelerada, inducida por un agente externo. Puede realizarse mediante un procedimiento quirúrgico o no quirúrgico, en función de la profundidad del mismo y de la técnica utilizada.

Los peeling se clasifican según el agente que produce la exfoliación o quemadura y en función de la profundidad. Además de eliminar las capas más superficiales de la piel tienen efecto sobre las más profundas, produciendo un aumento de la producción de colágeno propio y un efecto renovador sobre las células de la dermis.

Candidato

 

Todas aquellas personas, tanto mujeres como hombres, que padecen un envejecimiento facial debido a la exposición solar (fotoenvejecimiento), manchas en la piel (hipercromías), marcas de acné, arrugas finas, hiper-pigmentación y demás problemas relacionados con el daño solar.

Tipos de Peeling

1.1 Peeling Superficial

Es un peeling muy suave, indicado para cutis cansados y opacos con ligeros signos de fotoenvejecimiento. Se trata de una descamación que produce sólo un leve enrojecimiento cutáneo, por lo que el paciente puede seguir con su actividad normal.

Los resultados son inmediatos, la piel recobra su aspecto transparente y aparece rejuvenecida, se atenúan las manchas y las líneas finas de expresión. No suelen presentar efectos secundarios pero es necesario protegerse del sol.

Este peeling puede realizarse con varias sustancias: Alfa (hidroxiácidos o ácidos frutales), retinol o ácido salicílico.

Para manchas muy localizadas se recomienda el tratamiento con láser erbium-yag y para arrugas muy finas, el de resurfacing (láser CO2), ya que permite una mayor precisión y rapidez.

1.2 Peeling Medio

Es un peeling recomendado para mejorar la calidad del cutis, atenuar marcas de cicatrices de acné y varicela, disminuir arrugas, así como fortalecer el tono cutáneo.

Puede realizarse en consulta sin anestesia, pero en este caso el paciente deberá causar baja laboral o social durante aproximadamente una semana, durante la cual la piel se descamará para dejar paso a una piel más fina y sin las imperfecciones tratadas.

Se provoca una renovación de toda la epidermis y la dermis es fuertemente estimulada, lo que reforzará su red de colágeno y elastina.

El agente más utilizado es el ácido tricloroacético y laser de erbium-yag.

1.3 Peeling Profundo

El peeling profundo consiste en una exfoliación profunda que destruye toda la epidermis y la lesión alcanza la dermis, que al curarse reestructura profundamente produciéndose una verdadera reconstrucción de toda la piel, que aparece totalmente renovada, pero deberá ser objeto de importantes cuidados durante los meses siguientes e incluso durante toda la vida si el peeling ha sido muy profundo.

El peeling profundo suele requerir hospitalización y los métodos más utilizados son las fórmulas de fenol modificadas, el resurfacing con láser y la dermoabrasión.

 

Contáctenos